Hershey anunció el viernes que no presentará una oferta por Cadbury, lo que ubica a Kraft Foods más cerca de sellar la adquisición de la fabricante británica de golosinas. La decisión de Hershey no fue inesperada, ya que la compañía no tendría la capacidad financiera para superar la oferta de Kraft. Hershey informó en un comunicado que se reserva el derecho de lanzar nuevamente una oferta si Kraft no logra cerrar la transacción o si se produce un cambio significativo en las circunstancias. La nueva oferta de Kraft, presentada esta semana, cuenta con el respaldo del directorio de Cadbury y Kraft cree que podrá finalizar la compra.