El presidente y consejero delegado de General Motors (GM), Fritz Henderson, solicitó hoy al Tribunal de Quiebras de Nueva York que acelere la venta de los activos de la compañía a la Nueva GM ante las dificultades económicas que sufren sus proveedores y concesionarios. GM presentó hoy una declaración jurada complementaria de Henderson ante el tribunal que supervisa la quiebra de la compañía "para actualizar al Tribunal y otras partes interesada con hechos que han ocurrido desde el comienzo" de la bancarrota que subrayan "la necesidad de una rápida aprobación" de la venta.