La compañía de cerveza holandesa Heineken elevó el miércoles su previsión de resultado para 2009 al aumentar precios y recortar costes, compensando la caída de un 3,9% de los ingresos del tercer trimestre después de que los volúmenes continuaran cayendo por la recesión económica. La empresa con sede en Amsterdam anunció que su beneficio neto sin extraordinarios ni amortizaciones, una cifra que el mercado mira con atención, crecerá a doble dígito bajoen 2009. En agosto, la compañía auguró que esta cifra crecería "al menos un sólo dígito alto".