“Desde hace dos semanas ando consternado y, lo que es peor, a punto de perder clientes, amigos y negocio. Todos me miran de una forma rara ¿cómo no has comprado bancos en Bolsa sabiendo lo que sabe todo el mundo, que las pruebas de estrés bancario no van a deparar sorpresa alguna y de ahí subidas promedio superiores al 15% en menos de dos semanas? ¿Por qué nos dijiste (me dicen mis clientes y amigos) que los bancos estaban casi quebrados, que había mucha basura debajo de las alfombras, que los reguladores son permisivos, que la contabilidad va más allá de la ingeniería financiera...
Si ahora resulta que los bancos tienen una salud a prueba de bomba y todo lo que se dijo en realidad no se dijo? El estrés bancario no existió nunca (me dicen mis clientes y amigos), porque las pruebas se hacen para que aparezca el estrés. Mañana, dicen, conoceremos los detalles, aunque desconozco si detallarán cómo han llegado a expedir el Certificado de Calidad de los bancos, es decir, la metodología utilizada. Harto, en fin, de tanta crítica hacia mi gestión, le envio, estimado director, el siguiente recado: ¿Ha habido delito de información privilegiada en las Bolsas respecto a las pruebas de estrés?”, me envía por e.mail M.P uno de los grandes gestores de fortunas de España.

Y a continuación, señala lo siguiente, como “prueba de que alguien debe saber o conocer lo que dice ¿no?:

*Las pruebas de estrés que se están llevando a cabo en la Unión Europea mostrarán que todos los grandes bancos europeos disponen de capital suficiente, dijo el jueves 15 de julio el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn a una cadena de televisión francesa. “Tengo la sensación de que lo que salga será más bien algo tranquilizador, y todos veremos que todos los grandes bancos europeos son suficientemente sólidos para resistir cualquier tipo de sacudida”, dijo a la televisión France 24 . El máximo responsable del FMI reconoció que era posible que algunas entidades más pequeñas pudieran tener que ser recapitalizadas.

*Las cajas de ahorros requerirán capital adicional del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) después de que se den a conocer los resultados de las pruebas de estrés, ya que es probable que pongan de manifiesto algunas bolsas de debilidad potencial. Así lo asegura un estudio de la firma Nomura acerca del sistema financiero español, del que se desprende que los test de estrés alumbrarán algunas debilidades en determinadas entidades pero tendrán un efecto positivo sobre la imagen del sistema en general.

*El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará previsiblemente recursos en entidades del sistema financiero español después de la publicación de los resultados de las pruebas de estrés a bancos y cajas de ahorros, según las previsiones de Citi. “Es previsible que se produzcan nuevas capitalizaciones para estabilizar el sistema financiero español en los próximos meses”, dice un informe de Citigroup Global Markets sobre la crisis de deuda soberana en la zona euro.

*BBVA y Santander saldrán invictos de los test de estrés, con lo que los recelos sobre la insolvencia recaerán en los bancos comerciales alemanes. Así lo asegura Goldman Sachs, que considera que el próximo examen a la banca europea arrojará claridad sobre el sector, pero también demostrará su parco crecimiento a medio plazo.

*Tan sólo unos días antes de que se publiquen las pruebas de estrés a la banca, los analistas de Royal Bank of Scotland (RBS) han hecho públicas sus estimaciones en donde consideran que la banca española necesitará una inyección de capital de unos 50.000 millones de euros. Sin embargo, esperan que estos test indiquen necesidades de capital de unos 20.000 millones de euros. Una cantidad “insuficiente”, según estos expertos, para que los inversores recuperen su confianza sobre la banca española.

*Los analistas de Credit Suisse creen que los stress test no defraudarán al mercado ya que no es probable que se anunciaran si fueran a decepcionar a los inversores. El hecho de que se estén implantando los stress test es algo positivo. Se espera que también se anuncien planes de reestructuración o ampliaciones de capital si algunos de los bancos fallan las pruebas. Bajo los stress test de Credit Suisse, incluyendo Landesbanken y Cajas, el Tier 1 de los bancos se situaría en torno al 8,5%, por encima del umbral del 6% que marca una recapitalización. Los mismos analistas, tras conocerse la metodología usada para realizar las pruebas de esfuerzo, se decantan por BNP Paribas y Banco Santander.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com