La compañía estadounidense de servicios auxiliares para la industria petrolera cerró el segundo trimestre del año con un beneficio de 262 millones de dólares, un 48% menos que ne el mismo periodo del ejercicio anterior.