El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, se mostró hoy satisfecho con la decisión adoptada hoy por la Comisión Europea (CE), que ha declarado ilegal desde el 21 de diciembre de 2007 el sistema de deducciones fiscales del que se han beneficiado empresas españolas como Iberdrola y Telefónica por comprar compañías extranjeras, ya que, según el Gobierno, las inversiones realizadas desde esta fecha son "mínimas". Bruselas ha pedido también al Ejecutivo que suprima este régimen, contemplado en la ley del Impuesto sobre Sociedades, por considerar que "distorsiona la competencia" y "otorga una ventaja injustificada a las empresas españolas, especialmente en el contexto de las ofertas públicas de adquisiciones competitivas".