Wall Street abre sus puertas y lo hace con prácticamente plano. Al otro lado del Atlántico, las plazas bursátiles dudan, no saben si caminar hacia arriba o hacia abajo después de conocer la leve mejora que registró el paro semanal mientras los precios se mantienen sin cambios en el mes de febrero. Ante este escenario, el Dow Jones suma un 0,1%, el Nasdaq gana un 0,1% mientras el S&P500 repunta un 0,05%. Todo ello un día en el que el euro-dólar se cambia por 1,36 unidades mientras el precio del petróleo cotiza en los 81 dólares/barril.
Pocos ánimos para subir… pero también para bajar. Wall Street comienza la jornada y lo hace con dudas, los “altibajos” se suceden en los primeros momentos de negociación. Y es que los inversores acogen con cautela la leve mejora que registra el paro semanal en Estados Unidos donde las peticiones semanales de subsidio por desempleo disminuyeron en 5.000 hasta las 457.000, en línea con lo esperado por el mercado. No obstante, sin cambios se mantuvieron los precios en el país presidido por Barack Obama, tras diez meses de subidas. Un entorno que hace que las plazas bursátiles caminen con cautela: el Dow Jones suma un 0,1%, el Nasdaq gana un 0,1% mientras el S&P500 repunta un 0,05%.

En el ámbito empresarial destacan las compañías que han rendido cuentas al mercado. En especial brillan los títulos de Nike con subidas cercanas al 5% después de mostrar al mercado que su beneficio del tercer trimestre fiscal alcanzó los 496 millones de dólares, el doble que los 244 millones de dólares ganados en el mismo período del año precedente. Y es que, como reconoce José María Manzanares, director de Productos y Mercados, “en conjunto las compañías minoristas lo están haciendo bastante bien y Nike es el ejemplo de ello”.

La atención recae también sobre los títulos de FedEx. La compañía de envíos de paquetes se anota una pérdida del 1,40% pese a anunciar que duplicó sus ganancias durante el tercer trimestre de su año fiscal y superó las proyecciones de la propia empresa, gracias a un importante incremento en la ganancia de la división de envíos rápidos. FedEx ganó entre 1,17 y 1,37 dólares para el cuarto trimestre fiscal.

Sin abandonar los resultados empresariales, el mercado premia con subidas cercanas del 2% a Guess tras anunciar un beneficio trimestral de 242,8 millones de dólares, lo que supone un incremento del 13,7% respecto a los 213,6 millones de dólares del ejercicio anterior.