La inmobiliaria Habitat superó hoy el proceso de concurso de acreedores en que estaba inmersa desde que en diciembre de 2008 se declaró insolvente con una deuda de 2.840 millones de euros. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona emitió hoy la sentencia por la que se aprueba el convenio de acreedores de la empresa, una vez comprobado que no se presentó oposición alguna al mismo, lo que constituye el último paso legal para superar una suspensión de pagos, informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.