El fabricante de vehículos pesados sueco Volvo perdió 14.685 millones de coronas suecas netas (1.449 millones de euros) en 2009 por los efectos de la crisis económica, informó hoy la compañía desde Estocolmo. Volvo explicó también el resultado por las medidas de adaptación implementadas por el grupo durante el año para reducir costes.