La farmacéutica española Grifols  y sus acreedores han acordado por unanimidad modificar una de las condiciones que afectan al crédito sindicado por 350 millones de euros suscrito en 2008, dijo al empresa el miércoles en un comunicado.  La modificación consiste en sustituir el ratio deuda financiera neta/fondos propios por el de Fondos propios mínimos, como una de las obligaciones financieras que debe cumplir Grifols durante la vigencia del crédito. 
El cambio, pactado con las 24 entidades de crédito que firmaron el crédito, busca reflejar más fielmente el valor de la compañía ya que los fondos propios pueden verse afectados por la oscilación del dólar, explicó la nota.