El primer ministro griego George Papandreu ha pedido apoyo político para frenar las operaciones de derivados puramente especulativas que están elevando los intereses que Grecia tiene que pagar por su deuda.
"Nuestro destino se decide por esas mismas fuerzas, el mercado de CDS seguros contra impagos de deuda y las agencias de calificación que no fueron capaces de reconocer los fallos del sistema financiero", dijo a los miembros del Parlamento Europeo