Ha pado un precio alto...pero finalmente consiguió su objetivo. Grecia ha colocado en el mercado su primera subasta de deuda tras recibir el pasado mes de mayo el primer tramo del plande rescate con vencimiento a seis meses por importe de 1.625 millones de euros. Una cifra en la que el interés ascendió hasta el 4.65%, frente al 4.55% de la anterior subasta cerrada en el mes de abril.
Había confianza en la colocación y finalmente Grecia ha conseguido cumplir las previsiones. Los inversores se mostraron dispuestos a adquirir hastsa 4.546 millones de euros, dejando el ratio de la cobertura hasta las 3.64 veces, frente a las 7.67 registrado en el mes de abril, cuando la Agencia Griega de Gestión de la Deuda sólo colocó 780 millones.

Los ministros de Economía de la eurozona acordaron en mayo activar el plan de rescate para evitar la quiebra de Grecia, al que dotaron con hasta 110.000 millones, de los que 80.000 millones corresponden a préstamos bilaterales de los países que comparten la moneda única a un tipo de interés del 5%, mientras que el resto lo aportará el FMI.

Para este año, la asistencia de la eurozona será de 30.000 millones de euros, tal y como ya se anunció el pasado 11 de abril. El plan de rescate incluye además una reserva de 10.000 millones de euros para estabilizar el sector bancario griego y evitar bancarrotas. A cambio de estas ayudas, el Gobierno de Atenas se ha comprometido a un plan de ajuste fiscal y reformas estructurales que tiene como objetivo reducir el déficit público del 13,6% del PIB registrado en 2009 al 3% en 2014.