El presidente del BBVA, Francisco González, reclamó hoy al Gobierno que no mantenga bancos "zombies" porque impiden la consolidación de un sistema bancario fuerte y solvente y drenan recursos que se podrían emplear de forma mucho más eficiente para la recuperación económica. González, que inauguraba un curso sobre la profundidad de la crisis y sus efectos sobre el sistema financiero en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) de Santander, junto a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, arremetió así contra entidades inviables mantenidas artificialmente.