Goldman Sachs ha subido el precio objetivo de Jazztel a 0,16 euros por acción tan sólo días después de haberlo recortado drásticamente de 0,23 a 0,12 euros, hecho que ha provocado pérdidas de más del 16% en bolsa para la operadora de Alcobendas. En una nota de análisis, el broker explica que el cambio de valoración está relacionado con posibles exenciones fiscales, aunque recuerda que los créditos fiscales no realizados en España vencen tras 15 años y no cree que Jazztel vaya a emplearlos a fondo.
Además, Goldman ha revisado sus proyecciones para la penetración de banda ancha en España aumentando la cuota de altas netas de Jazztel. Asimismo aumenta su previsión para el EBITDA de 2010 de Jazztel en un 10,2%. Para Goldman los principales riesgos que presenta el valor son que no pueda refinanciar los bonos convertibles que vencen en 2010 y que la crisis inmobiliaria española afecte al mercado de banda ancha. En el lado positivo, los motores de la acción serían la posibilidad de una oferta con prima que incorpore una valoración más alta de la red de fibra óptica de Jazztel y unos resultados mejores de lo esperado en el segundo trimestre.