Es poco probable que la Reserva Federal estadounidense suba los tipos de interés hasta finales de 2011, debido a la débil demanda y al empeoramiento de las condiciones laborales, señaló el miércoles un directivo de Goldman Sachs.
"Dado que se espera que los estímulos económicos vayan disminuyendo en el futuro, la tasa de desempleo de Estados Unidos alcanzará su mayor nivel en 2011 en un entorno de debilidad de la demanda. Las entidades financieras no serán capaces de ampliar los créditos de forma agresiva en el próximo par de años", indicó Goohoon Kwon, director ejecutivo de Goldman Sachs para la región Asia-Pacífico.

El directivo dijo que espera que los precios del oro repunten, pero no de forma tan brusca como espera el mercado porque la actual debilidad del dólar puede desaparecer.

"Los precios del oro están subiendo debido a la fragilidad del dólar, que creo que es temporal debido a los bajos tipos de interés. Sin embargo, cualquier indicio de que la Fed cambia los tipos puede enfriar el oro", señaló.