Goldman Sachs reitera su recomendación de comprar Inditex y eleva el precio objetivo a 54,2 euros desde 45,2 euros. Señala que "el retorno de efectivo de la compañía disfrutará de recuperaciones más fuertes" del sector minorista.