Goldman Sachs ha elevado el precio objetivo de Mapfre  a 2,68 desde 2,05 euros, dentro de la revisión del sector. Señala que la recuperación del mercado elimina algunos riesgos a corto plazo, lo que da a las empresas margende maniobra. "La subida de los precios de las acciones implica que aunque hiciera falta ampliar capital, sería menos dilutivo, ya que la mayoría de empresas tienen flexibilidad para endeudarse con el fin de mejorar la solvencia si fuera necesario". Reitera su recomendación de neutral.