Goldman Sachs ha recortado el precio objetivo de ACS desde los 46,3 euros hasta los 43,6 euros. Ayer, las acciones del grupo constructor y de servicios subieron un 0,58% hasta los 35,31 euros.