Goldman Sachs ha recortado su consejo sobre los títulos del mayor banco americano por activos hasta vender desde neutral debido al aumento de los impagos de hipotecas, lo que repercutirá en menores beneficios.