Goldman Sachs, Morgan Stanley y UBS acordaron hoy ofrecer a sus respectivos clientes acceso a las fuentes de liquidez de las otras compañías. Los bancos de inversión explicaron que buscan hacer frente a la creciente complejidad de la fragmentación del mercado con varias fuentes de liquidez no reveladas.