Goldman Sachs retira Telefónica de su lista de venta preferente y sube su recomendación a neutral. Dice que los peligros macro en América Latina están empezando a desaparecer, lo que permite a la compañía superar significativamente las previsiones de consenso para 2010. "Sin embargo, creemos que la calidad de la subida de beneficios será baja, dada la significativa contribución del crecimiento en Venezuela y Argentina, que está provocado por la inflación". Aumenta su previsión de Ebitda para 2010 en un 5,3% y la de BPA en un 10,6% a 2,08 euros, frente al consenso de 1,90. Telefónica tiene una previsión de BPA en condiciones difíciles de 2,10 y de 2,30 euros en condiciones normales. GS fija un precio objetivo de 17,70 euros.