Goldman Sachs ha lanzado un nuevo fondo propietario para invertir en activos selectos en Oriente Próximo, lo que supone un cambio con respecto a la reciente tendencia en la que los fondos de inversión estatales de Oriente Medio eran los que invertían en activos de Occidente, según el diarioThe Telegraph, que no cita fuentes. El rotativo agrega que este fondo de Goldman se habría constituido con un capital inicial de unos 300 millones de dólares.