Goldman Sachs prevé que el Ibex 35 finalice el recién iniciado 2008 en torno al nivel de los 15.300 puntos, concediéndole únicamente un potencial de revalorización del 0,77% desde su última marca del pasado año, cuando concluyó en 15.182,30 unidades. Asimismo, el banco de inversión considera que el selectivo español, junto al Dax Xetra de Francfort, es el más débil de toda Europa, frente a aquellos que registrarán un mejor comportamiento en 2008, como el FTSE 100 londinense o el indicador de referencia suizo, el SMI. Según esta previsión, el índice selectivo español será el que peor retorno dará a los inversores en 2008, con un beneficio total --incluido dividendos y otros pagos-- del 3,4%, frente al 7,7% de Londres, el 6,9% del SMI o el 6,6% de principal indicador de la Bolsa de Milán.