La compañía automovilística americana General Motors vive una coyuntura muy favorable en el mercado nipón. Kevin Wella, presidente del grupo en el gigante asíatico prevé un crecimiento del 20% de las ventas con respecto al año anterior, avalado por el ascenso del 38% en el primer trimestre con n monto récord de 814.442 unidades vendidas. Esto puede ser favorecido por la introducción a principios de este año en China de políticas tributarias y subsidios para impulsar las ventas de autos.