La empresa General Motors (GM), que el lunes se declaró en quiebra, reiteró hoy su compromiso con los clientes y aseguró que saldrá de su crisis actual más eficiente y fortalecida. "En este momento crítico en nuestra historia, no podemos darnos el lujo de perder nuestro negocio. O su confianza. Tienen nuestra palabra", asegura la empresa en un anuncio de una página, publicado hoy en el diario The Washington Post.
"General Motors podrá ser distinta en el futuro, pero estamos aquí para quedarnos....al hacer cambios fundamentales de arriba a abajo, GM será más eficiente, más ecológica, más rápida y más fuerte", dice el anuncio.

"No sólo estamos reconstruyendo nuestra compañía. La estamos reinventando", continua el anuncio, pensado para convencer a la opinión pública sobre la supervivencia a largo plazo de la empresa.

GM publicó el anuncio el mismo día en que su presidente y principal ejecutivo, Frederick Henderson, y su homólogo de Chrysler, Jim Press, tienen que acudir a una audiencia del Comité de Comercio del Senado para explicar el plan de la empresa para el cierre de centenares de sus concesionarios en todo el país.

En el anuncio, Henderson asegura a los clientes que la empresa mantendrá la garantía de sus productos y que no habrá interrupción en el suministro de repuestos ni en los servicios automotrices.

Por otra parte, expresa disculpas por la inconveniencia que puede suponer el cierre de centenares de concesionarios, pero invita a los clientes a que visiten la página de internet de GM para obtener información actualizada sobre "la nueva GM".

Henderson indica además que GM continúa ofreciendo a los consumidores "algunos de los mejores vehículos, valor y tasas de financiación disponibles".

"En los próximos días, meses y años, demostraremos nuestro valor mediante una mayor transparencia, mejor rendición de cuentas y, sobre todo, una mayor atención a ustedes, nuestros clientes", promete Henderson.