La división europea de General Motors dijo el martes que planea invertir 11.000 millones hasta 2014 en la actualización de sus modelos en el marco de un complejo plan de recuperación con el que planea alcanzar el umbral de rentabilidad en 2011 y volver a tener beneficios en 2012. El presidente de GM Europa, Nick Reilly, confirmó que Opel solicitó el martes créditos por valor de 2.700 millones a gobiernos europeos para financiar una amplia reestructuración, y recibió una "respuesta razonablemente buena" a su solicitud de ayuda estatal. El grupo necesita 3.300 millones en financiación para el cambio de modelos y la gestión del negocio en ese periodo.