General Motors Co. esbozó el jueves los planes para su planta de Vauxhall en Ellesmere Port que incluirán la producción de un nuevo modelo del Astra, una jornada laboral de tres turnos y ningún despido.  El plan se sitúa en línea con lo negociado con el fabricante de componentes canadiense Magna International Inc. (MGA) antes de que GM decidiera cancelar la venta de su negocio europeo.  Según este proyecto, la fábrica de Ellesmere Port tendrá una cadena de montaje de tres turnos en 2011 y podría apoyar el lanzamiento en 2010 del nuevo Astra Sports Tourer. No se esperan despidos en la factoría.