General Motors Canadá notificará este miércoles a sus concesionarios los detalles del plan para reducir su red de distribución un 42% en el país norteamericano como parte de su reestructuración.  La empresa, que tiene unos 700 concesionarios en Canadá, dijo a través de un comunicado que "notificará a los concesionarios canadienses los detalles de nuestro plan de consolidación de la red de distribución, incluida la identificación de aquellos concesionarios" a los que no renovará el contrato.  Los contratos actuales expiran en octubre del 2010. "El objetivo es conseguir esta reducción de una forma ordenada, efectiva en términos de costes y apropiada para el consumidor", añadió el fabricante.