La dirección de General Motors Europa anunció el jueves el cierre de su fábrica de Opel en la ciudad belga de Amberes y confirmó expresamente la continuidad de la planta española de Figueruelas, en Zaragoza. El consejero delegado de GM Europa, Nick Reilly, anunció en una conferencia de prensa que se mantienen los planes para el despido de 900 de los más de 7.000 trabajadores de la fábrica de Opel de Figueruelas, y precisó que la empresa no cerrará otras fábricas en Europa. El cierre de las instalaciones de Amberes, que supondrá el despido de los más de 2.600 trabajadores de la factoría, forma parte del proceso de reestructuración de la compañía, anunció la dirección de GM Europa.