GlaxoSmithKline (GSK), la mayor farmacéutica europea, ha obtenido un beneficio neto atribuido de 1.990 millones de euros en el segundo trimestre del 2007, afectada por la caída en las ventas del medicamento para la diabetes Avandia. Estos datos suponen no obstante una ligera mejora del 1 por ciento con respecto a lo ganado en igual periodo de un año antes. Los ingresos por la venta de medicamentos han caido un 5 por ciento, hasta los 4.775 millones de libras, debido al descenso del 22 por ciento en las ventas del medicamento Avandia, frente a las fuertes subidas del año pasado.