GlaxoSmithKline (GSK) ha completado la adquisición de Stiefel Laboratories por una suma total de 2.037 millones de euros (2.900 millones de dólares), a los que se suma una deuda neta de 400 millones de dólares (unos 281,6 millones de euros) que GSK asume y un acuerdo por el cual podría estar obligada a realizar un pago adicional en metálico de hasta 210 millones de euros dependiendo de los resultados futuros del negocio, según informó la farmacéutica.