Glaxoha renunciado a las restricciones por patente de su fármaco Abacavir para el VIH con el fin de permitir a otras empresas elaborarlo sin tener que pagar derechos de propiedad y venderlo en países pobres, según informó el martes el Financial Times.