La solidez de las ventas de nuevos productos y una mayor expansión en los mercados emergentes fueron compensadas por la competencia de los genéricos y las reformas en los sistemas de salud

Además pesán unos costes adicionales asociados a su fármaco contra la diabetes Avandia.

En el trimestre que finalizó el 30 septiembre, el beneficio de Glaxo antes de su reestructuración, se mantuvo en 1.440 millones de libras, sin cambios respecto al mismo período de 2009, aunque por encima de los 1.360 millones que habían previsto de media los 10 analistas sondeados por Dow Jones Newswires. Contabilizada la reestructuración, la compañía registró una pérdida neta de 148 millones de libras.

Las ventas subieron un 0,7% a 6.810 millones, ligeramente por encima de los 6.790 millones que esperaban los analistas.

La compañía está embarcada en un proceso de reestructuración desde que Andrew Witty fue nombrado consejero delegado en abril de 2008.