El gigante farmacéutico GlaxoSmithKline comprará la Reliant Pharmaceuticals por 1.650 millones de dólares, en un intento de ampliar su cartera de productos en fase de desarrollo. Alkermes, que controla una participación en Reliant, ganaría hasta 174 millones de dólares con la transacción, que debería finalizarse a finales del año. El objetivo principal de la compra de Reliant es hacerse con los derechos estadounidenses del Lovaza, un medicamento para tratar enfermedades de corazón. El medicamento, que fue lanzado a finales de 2005, registró ventas en 2007 de 206 millones de dólares hasta el 30 de septiembre, más del doble de lo que ingresó el año anterior.