La planta de fibroyeso GFB de Orejo (Marina de Cudeyo) ha acordado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal, en un principio hasta septiembre de este año, para la totalidad de la plantilla --77 operarios--, tras el acuerdo alcanzado esta semana en el Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) por la dirección de la empresa, sindicatos y los administradores designados tras la la aprobación del concurso de acreedores. El acuerdo se firmará el lunes, con lo que el ERE podría entrar en vigor a partir de quince días, según indicó a Europa Press el secretario de acción sindical de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT en Cantabria, Carlos Meneses.