Generali España cerró 2009 con un resultado consolidado de 166,1 millones de euros, lo que representa un descenso del 6,6% frente al ejercicio anterior, según informó hoy la aseguradora, que señaló que los resultados cumplen con las previsiones que el Grupo Generali tenía para su filial en España. La aseguradora señaló que las previsiones son fruto de una gestión técnica centrada en la rentabilidad, de una actividad financiera prudente y del control de los costes de estructura, donde "es determinante" el modelo centralizado de servicios comunes de la totalidad de las compañías que componen el Grupo en España, mediante la Agrupación de Interés Económico (AIE).