General Motors ha anunciado que a partir del próximo 1 de junio quedarán agrupadas en cuatro divisiones las ocho marcas que tiene en Norteamérica, para reducir la complejidad de la empresa. Cadillac, Hummer y Saab quedarán bajo la denominación de Premium, mientras que Buick, Pontiac y GMC formarán la división BPG. Según la compañía, esta división mejorará la rentabilidad y reducirá la complejidad del fabricante .