El consorcio automovilístico estadounidense General Motors invertirá 200 millones de dólares (126,5 millones de euros al cambio actual) en la construcción de una nueva planta de motores y de componentes para automóviles en la ciudad brasileña de Joinville, según ha informado la compañía en un comunicado. General Motors ha explicado que su previsión es que la planta inicie su actividad productiva durante el último trimestre de 2009 y tendrá una plantilla de 500 trabajadores, aunque la empresa espera que se generen un 1.300 puestos de trabajo indirectos.