El grupo automovilístico General Motors ya no tiene las patentes de su filial alemana y europea Opel, que ha entregado al departamento del Tesoro en Washington como garantía para poder recibir ayudas oficiales, revela hoy el rotativo alemán "Bild". Añade que esto se desprende del plan de saneamiento presentado por Opel al gobierno alemán, con el que hoy se reúnen en Berlín representantes de la firma alemana y General Motors para tratar sobre el documento. El periódico afirma que las autoridades de Berlín han reaccionado "indignadas" ante el plan de saneamiento preparado por la dirección de Opel, que, según círculos gubernamentales que cita, es "un desastre" y "absolutamente insuficiente".