El grupo automovilístico General Motors invertirá 370 millones de dólares (251,7 millones de euros al cambio actual) en la construcción de una fábrica dedicada a la producción de pequeños motores en Flint (Michigan), informó la compañía. La nueva planta, que entrará en funcionamiento en 2010 y asegurará el mantenimiento de 300 puestos de trabajo, producirá un motor de 1.4 litros destinado al modelo Chevrolet Cruze y otro propulsor, también de 1.4 litros, para el Chevrolet Volt, un modelo que podrá funcionar con energía eléctrica. Esta inversión en enmarca en la orientación estratégica de la compañía encaminada al desarrollo de motorizaciones y vehículos más eficientes y con menor consumo.