El grupo automovilístico General Motors ha firmado un acuerdo con el conglomerado industrial malayo DRB-HICOM para la constitución de una joint venture que se dedicará a explorar la posible producción de vehículos de la marca Chevrolet en el Sureste asiático. En el marco de este convenio, las compañías explorarán la creación de un programa de ensamblaje, así como un centro de fabricación para la producción de vehículos, accesorios y componentes Chevrolet. Estas unidades se comercializarían en diez países diferentes de la zona del Sur de Asia.