El grupo estadounidense General Motors ha cedido a su socio Shanghai Automotive Industry Corporation (SAIC) el control de la principal 'joint venture' que ambas empresas mantienen en China, denominada Shanghai GM, constituida en el año 1997, anunció hoy la compañía. En concreto, General Motors transferirá a SAIC un 1% de esta sociedad conjunta, en la que cada empresa controlaba hasta el momento un 50%. La operación permitirá a la compañía china consolidar en su balance los resultados de SAIC, la principal empresa cotizada del sector automovilístico en China.