La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos informó el miércoles de que General Electric (GE) está retirando 92.000 hornos microondas del mercado debido al riesgo de incendio. El organismo dijo que los equipos retirados se vendieron en tiendas de electrodomésticos entre enero de 2000 y diciembre de 2003, a un precio entre los 1.500 a los 2.000 dólares (entre 1.000 y 1.300 euros). GE conocía más de 30 casos de daños menores a la propiedad por el fallo de los aparatos, pero no estaba al tanto de que hubiera habido heridos.