El conglomerado industrial y financiero General Electric (GE) obtuvo un beneficio neto de 2.671 millones de dólares (1.894 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que representa una caída del 47% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la empresa. La cifra de negocio del gigante de Connecticut alcanzó los 39.082 millones de dólares (27.720 millones de euros), un 16,5% menos, lastrado por el retroceso del 29% en la división financiera y del 20% en la unidad de consumo e industria.