General Electric ha confirmado este viernes que está estudiando diferentes opciones para su unidad de electrodomésticos, las cuales podrían ir desde la venta de la misma a la segregación de la compañía (spin off) o a la formación de una joint venture con otra empresa. El presidente del conglomerado, Jeff Immelt, ha señalado que la iniciativa es consistente con su estrategia de crecimiento a largo plazo. Esta división de General Electric genera un negocio anual de 7.200 millones de dólares y emplea a 13.000 persinas en todo el mundo.