Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos, afirmó el martes que es un imperativo para el Gobierno reducir con el tiempo la deuda que se ha estado acumulando como consecuencia de la respuesta del Gobierno a la recesión y a los trastornos en los mercados financieros.

"Nos hemos establecido una ambiciosa, pero económicamente crucial, meta para reducir nuestros déficit drásticamente una vez que la recuperación esté firmemente establecida y la estabilidad financiera haya regresado", afirmó Geithner ante el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

Geithner formuló sus comentarios durante una presentación sobre la propuesta del presupuesto del presidente Barack Obama para los próximos 10 años.

El plan contempla la reducción del déficit federal anual a US$533.000 millones para el 2013.