Gas Natural podría verse afectada después de que ING rebajara su recomendación de 'comprar' a 'mantener' ya que considera que la cotización ya está cerca de su precio objetivo, que mantuvo en 28 euros.
De esta forma, el banco holandés señala que la rebaja no refleja ningún cambio fundamental en sus estimaciones o previsiones de la compañía.