Gas Natural ha anunciado hoy que recurrirá la multa de 492.000 euros que le ha impuesto la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por abuso de su posición de dominio en el acceso a las redes de distribución alegando "involuntariedad". Según fuentes de la gasista, el retraso de las obras que alega Gas de Alicante, filial de Endesa, fue por motivos técnicos y nunca estuvo motivado por una intención de retrasar el acceso a la red de un competidor. Gas Natural asegura, siguiendo esta argumentación jurídica, que nunca existió una voluntad por su parte ni de retrasar nada ni de entorpecer a un tercero. Gas Natural recurrirá la sanción ante la Audiencia Nacional, ya que un recurso de este tipo ha de vehicularse a través de este tribunal.