El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, insistió hoy en la necesidad de prorrogar el Plan 2000E, máxime cuando ha quedado probado que está contribuyendo a aumentar la recaudación de las administraciones central y autonómica. Sánchez Torres realizó esta valoración después de que la Agencia Tributaria confirmara que los beneficiarios del Plan 2000E deben tributar en el IRPF por las ayudas públicas recibidas. "Esa obligación de tributar está en una ley de 2003, el decreto que regula el Plan 2000E no ha hecho exclusión y, por tanto, sigue en vigor", apuntó.