La empresa de fabricación e ingeniería de componentes diversos Gamesa ha planteado al comité de empresa de la planta fotovoltáica que gestiona en Aznalcóllar (Sevilla) un ERE de extinción laboral, ya que ha concluido el suspensivo de 90 días que se incoó en febrero pasado. En un comunicado remitido a Efe, la compañía ha asegurado que ya se ha cerrado la colocación, "tanto dentro como fuera" de la firma, del 20 por ciento de los 44 trabajadores afectados por el expediente de regulación de empleo que trabajaban en la planta de Aznalcóllar. La empresa ha anunciado que sigue "trabajando" para que las recolocaciones beneficien al 60 por ciento de la plantilla en los próximos meses, en función de "oportunidades profesionales en proceso de concreción de ofertas".